Los Fundamentos teóricos de mi práctica docente

docenciaComenzaré mencionado el tipo de educación que recibí en la universidad. Opino que el manejo de teorías educativas fue planteado de forma deficiente, debido que se resumía más que nada a análisis y exposición de trabajos de corte académico y poco concentrado en conectar esta enseñanza con experiencias, o de ver y analizar contextos reales o prácticos. Recuerdo cuando nos enseñaron sobre conductismo. El módulo fue dirigido por un sicólogo que, por más simpatía que me despertara, nunca nos hizo reflexionar sobre cómo aplicaríamos este aprendizaje a una sala de clases, fueren alumnos jóvenes, adultos o personas con necesidades especiales.

Ahora, si hago una semblanza de cual o tal paradigma utilizo: experimento  todos los modelos que conozco y ninguno a la vez ¿confuso? Me explico.

Los arquetipos son necesarios, en la medida que nos presentan una base conceptual y estratégica  para trabajar. Siendo una persona que cree privilegiar la razón, señalaré que la teoría proporciona ideas, directrices y elementos de juicio para poder trabajar en el aula. En el fondo, los modelos teóricos exteriorizan un andamiaje para integrar conocimiento curricular, pedagógico, resolver problemas complejos, construir confianzas, tender puentes, entregar valores, etc. En resumen, pueden ser valiosísimos en la medida que son adaptados al contexto real de los educandos, siempre con el norte de alcanzar los aprendizajes significativos.

Dentro de los retos que tiene el proceso de investigación –acción –experimentación dentro del aula está en que uno debe estar abierto a la experimentación tanto propia como motivar la del alumno o alumna, animarse  y animar a los estudiantes a descubrir nuevas cosas por sí mismos y a cometer errores, ya que desde ellos también se puede avanzar en el construir conocimiento descartando variables

Aquí la contradicción ¿Qué tienen de malo las teorías educativas? Surge un problema clarísimo: En educación no existen fórmulas mágicas, sino experiencias válidas. Es bastante sencillo de explicar y todo el que se haya enfrentado a una sala de clases estará de acuerdo en que lo que resulto con un curso A no tiene por qué reflejarse en un curso B.

Puedo citar ejemplos  personales: cuando con el último año de secundaria usé presentaciones de Powerpoint y resultaron maravillosas clases por el apoyo audiovisual que proporciona esta herramienta, con lo que los muchachos y muchachas hacían preguntas, opinaban, debatían. Creyendo que lograría los mismos resultados y que mis estudiantes estarían tan interesados como yo, me aboqué a crear material similar para el primer curso de secundaria  que trataba contenidos similares pero con un nivel más simple ¡Pan comido!, dije…craso error: no hice el diagnóstico adecuado y perdí valioso tiempo enfocándome a cuestiones más básicas pero por eso no menos importantes, como comprender un texto histórico en varias sesiones. Hoy en día existe una tendencia cada vez más interiorizada dentro de los que somos neófitos (y también expertos en Educación) que el uso de TIC  es la gran solución a todos los problemas dentro del aula. Es un instrumento importante y valioso dentro del proceso enseñanza – aprendizaje, pero no el único.

Otro ejemplo: cuando les explicaba a otro curso el  concepto de tolerancia y el respeto por los demás. En un momento de la clase un estudiante  bastante molesto comienza a referirse (de forma bastante vulgar y grotesca) que siempre ha tratado y tratará a las mujeres de forma inferior porque es lo que vio en su abuelo y su padre, y él no tendría por qué cambiar. Si yo hubiese sido más impulsivo o me hubiera descontextualizado en el rol de educador, le habría contestado mal y expulsado de la sala….pero recordé que estaba a punto de ser padre, con lo que comenzamos a dialogar de la siguiente forma: (está bastante suavizado)

Yo: ¿Entonces, tú crees que no puedes cambiar?

Alumno: No estoy ni ahí con hacerlo…no quiero ..¡¡¡YO MANDO A MI MUJER Y HAGO LO QUE QUIERO  Y COMO QUIERO!!!

Yo: ¿Qué opinas de la violencia intrafamiliar?

Alumno: No…si, está bien...total, un par de golpes no le hace mal a nadie…eso es de hombres

Yo: ¿Pronto serás padre, cierto? ¿Qué opinarías que alguien golpeara a tu hijo recién nacido?

El muchacho de 18 años se quedo helado pensando en eso. Tiempo después reconoció que se equivocó y debía cambiar de actitud. En este ejemplo se explicita que uno debe adaptarse al contexto y no perder el norte que es el aprendizaje significativo sobre la no violencia contra la mujer.

La estrategia principal que ocupo para conocer más teorías educativas es revisar regularmente internet para descargar documentos, libros, videos (las conferencias TED han sido inspiradoras, especialmente Ken Robinson con la idea de que las escuelas destruyen la imaginación y que debemos ocupar la resiliencia para descubrir nuestra pasión a fin de terminar haciendo las cosas bien) y sitios educativos como saladeprofes.com.

Creo que mi principal limitación es, personalmente, la falta de tiempo para dedicarme con a profundizar mejor estas materias. De forma externa, considero que el medio laboral en que estoy inmerso no favorece una retroalimentación, ya sea por la falta de intereses de directivos del establecimiento por mejorar la praxis como de docentes cansados y abrumados por la carga de trabajo que esto implica.

Dentro de los retos que tiene el proceso de investigación –acción –experimentación dentro del aula está en que uno debe estar abierto a la experimentación tanto propia como motivar la del alumno, animarse y animar a los estudiantes a descubrir nuevas cosas por sí mismos y a cometer errores, ya que desde ellos también se puede avanzar en el construir conocimiento descartando variables… ¡Si no, no existiría el método científico! En ocasiones, va en cambiar la forma de plantear las cosas: cuando realizamos cualquier actividad en el aula al momento de evaluar no pregunto si entendieron sino que les pregunto qué fue lo que entendieron: lo primero es suponer que ellos entienden lo mismo que yo. Lo segundo está más abierto a escuchar, colaborar y corregir, llegando a un pensamiento crítico, que es ideal para el mundo actual, sobresaturado de información en donde poco o nada podemos hacer para controlar lo medios o como se conectan nuestros estudiantes con el mundo.

La imagen fue extraída de: http://www.ugr.es/~amartine/

blog comments powered by Disqus