FacebookTwitterRSS Feed

Tareas con Sentido, Tareas Auténticas ¿cómo crearlas? Parte I

tareas_semanalesCuando se implementó la Reforma Educacional Chilena, uno de los grandes “cambios” era no dar “tareas para la casa” y  así pensábamos hacerlo. Sin embargo, nos dimos cuenta que era casi imposible “pasar todo el contenido” en la clase incluyendo las actividades de fijación. De esa forma, retomamos las tareas para la casa y con ello, el insistente reclamo de los padres y apoderados.
Aunque algunos colegios ya se guían por el ajuste curricular, algunos profesores prefieren dar actividades para el hogar mientras que otros los hacen en sus clases. Sea como sea, debemos ser bastantes cautelosos para que nuestras actividades o tareas no se conviertan en más de lo mismo, en una actividad monótona y poco significativa para el aprendizaje de nuestros estudiantes.  En otras palabras, si el ajuste curricular “responde a una política de desarrollo curricular,  entendida como un proceso programado de mejoramiento de la definición curricular nacional para mantener su relevancia, actualidad y pertinencia. (MINEDUC, 2009, pág. 1)”  las actividades para fijar el contenido programado por el ajuste debe ser consecuente con ellas. De esta manera, podemos ir evaluando a través de las actividades la apropiación de destrezas, habilidades y/o competencias del estudiante a través de la ejecución de tareas asignadas. Es lo que se conoce como tareas auténticas a través de una evaluación auténtica1.


No es fácil, diferenciar entre una actividad que promueva el desarrollo de habilidades superiores por sobre las básicas (reconocimiento de información) es una destreza que pocos profesores la poseen. Sin embargo, es la constante práctica y reflexión sobre el trabajo pedagógico lo que nos convierte en “expertos”.  Sala de profes (desde nuestro conocimiento como docentes) ha querido dar algunas sugerencias para convertir la tarea como trámite, en una actividad estructurada que permita evaluar si el aprendizaje se ha producido o no, y lo más importante, la toma de decisiones.
Por lo tanto, para dar una tarea debes considerar lo siguiente:

1) Definir el propósito para dar la tarea. ¿Es importante que los estudiantes la realicen o es sólo para “hacer tiempo”?. Es decir, sin tarea los estudiantes ¿aprenderán igual? La tarea ¿tiene relación con los aprendizajes esperados de la unidad?

2) Contextualización. Una tarea debe estar situada en un ambiente relacionado con los contenidos de aprendizaje. Debe tener relación con su contexto social y sobre todo personal Por ejemplo: que los estudiantes lean Romeo y Julieta sin conocer el contexto histórico – político en que fue escrito o  que realicen un trabajo en el computador sabiendo que la mayoría no posee uno en su hogar o que los recursos tecnológicos del establecimiento son escasos o bien, tomar una actividad encontrada en Internet2 y sin realizar una adecuación previa, entregarla como tarea.

Una tarea auténtica se debe conectar con la realidad y la vida diaria del estudiante.

3) Deben demostrar aprendizaje. El aprendizaje debe ser medido en relación si el estudiante ha sido capaz de realizar la actividad. Ella debe estar inserta en lo que sucede en la vida real. De esta manera estamos {xtypo_quote_left}¿Y si utilizamos la tarea como eje principal de la clase?{/xtypo_quote_left}preparando a los estudiantes para que sean capaces de desenvolverse en su futuro más inmediato. Por lo tanto no existe una respuesta única, ya que los contextos y las situaciones son diversas, lo importante es que logre explicar el cómo ha llegado a esa respuesta. La flexibilidad en las tareas debe ser fundamental (Archbald & Newmann, 1988).
4) Recursos. No podemos dar una tarea si no nos cercioramos que nuestros estudiantes o el colegio posea los recursos necesarios para que el estudiante pueda realizarla.
Cuando hablamos de recursos, nos referimos a aquellos elementos que pueden aportar algún beneficio a la tarea. Estos recursos no son necesariamente tecnológicos sin embargo, es cierto que al utilizar las TIC le da un “valor añadido” a la actividad justo cuando el Plan TEC y el mapa k12 promovidos por ENLACES, ya son una realidad. Una tarea sin recursos no puede concluir y una tarea con recursos, pero sin un diseño previo, tampoco resultaría.

5) Debe tener una evaluación. Una evaluación no necesariamente recae en una calificación. Es aún más importante, pues nos permite reconocer los aciertos y debilidades del estudiante para a partir de ahí, reorganizar nuestra enseñanza. Calificar una tarea en que no se logró el aprendizaje, carece todo sentido, pues estamos ocupando la calificación como recurso punitivo castigador.

No es fácil diseñar una tarea auténtica, de acuerdo a los lineamientos del ajuste curricular. Tampoco es fácil llevarla a cabo pues, su planificación y que los estudiantes la realicen, sobre todo si la hacemos en clases, requiere de mucho tiempo. Sin embargo, si las damos “para la casa” corremos el riesgo de no poder evaluar la tarea en su proceso, corriendo el riesgo de convertirse en una tarea hecha por otros (padres, amigos, hermanos)  perdiendo el sentido para la que fue diseñada. ¿Y si utilizamos la tarea como eje principal de la clase?
Sin duda, son decisiones que debemos tomar para el aprendizaje de nuestros estudiantes.  Esto es lo que, en cierta medida, nos convierte en profesionales de la educación. La teoría en pleno desarrollo.

_________________________________________________________________

1 Según  Álvarez (2005) la implicación básica del término auténtico  se refiere a una  evaluación basada en tareas que han de ser realistas. En la práctica esta definición representa un desafío a la tradición de evaluar en el aula y a base de pruebas de lápiz y papel (examen tipo test).

2 Dado la gran cantidad de recursos educativos en la web, y en muchos casos por el poco tiempo que tenemos, nos hemos visto tentados en copiar una actividad realizada en otro contexto sociocultural. Por ejemplo dado que el sistema educativo español es similar al nuestro, y por la cantidad de recursos educativos que elaboran muchas veces tomamos sus ideas para nuestras clases casi de manera intacta.

Bibliografía
Álvarez, I. (2005). Evaluación como situación de aprendizaje o Evaluación Auténtica. Perspectiva Educacional, (45 - 68). Recuperado a partir de http://books.google.cl/books?id=3XpMS9d3nLsC&printsec=frontcover&dq=evaluar+para+conocer+examinar+para+exluir&ei=Ci_XSsq1MI3IMrbGqJQP#v=onepage&q=&f=false


Archbald, D., & Newmann, F. (1988). Beyond standardized testing [microform] : assessing authentic academic achievement in the secondary school. Reston, Va. : [Washington, DC] :: National Association of Secondary School Principals ; U.S. Dept. of Education, Office of Educational Research and Improvement, Educational Resources Information Center, [1988].


MINEDUC. (2009). Fundamentos del Ajuste Curricular en el sector de Historia, Geografía y Cs. Sociales. Recuperado a partir de http://www.curriculum-mineduc.cl/ayuda/docs/ajuste-curricular-2/Articulo_Fundamentos_Ajuste_Historia_Geografia_y_CSoc_300309.pdf

La imagen fue extraida de http://www.educacontic.es/sites/default/files/blog/10207/tareas_semanales.png

blog comments powered by Disqus

hanescrito

Formulario de acceso