FacebookTwitterRSS Feed

La música de Mozart y los Niños

efectomozartTodos (esperamos que todos) aquellos que han estudiado sobre psicología del desarrollo conoce la importancia que tiene la estipulación temprana en los niños.   Por supuesto, el mercado y las empresas también han leído sobre esto y desde hace algunos años han puesto a la venta una serie de títulos que buscan estimular a los más pequeños:
Títulos como "El Efecto Mozart", "Beatles para niños" o "Baby Einstein" pertenecen a esta camada de productos, diseñados bajo la idea de que la música que incorporaban ayudarían a que los niños fuesen más inteligentes. ¿Es verdad lo que prometen estos títulos?

Esto se funda en una investigación publicada en 1993, de la Universidad de California, la cuál consistía en: practicar un examen a varios sujetos.  A continuación, dividir los sujetos en tres grupos.  Luego, exponer durante 10 minutos a estos grupos de estudiantes a tres condiciones musicales, distintas para cada grupo: el primero escuchó música minimalista, el segundo una sonata de Mozart y para el tercer grupo sólo hubo silencio.  Al finalizar se les realizó unas segundas pruebas de habilidades y se observó que quienes habían escuchado a Mozart aumentaron su puntuación en ocho puntos.  Sin embargo, la habilidad no se mantuvo en el tiempo.  
Así, se realizaron más investigaciones, las que arrojaron resultados diversos y no concluyentes.  Sin embargo, se produce la aparición de productos comerciales que explotan el llamado Efecto Mozart.  Pero, ¿existe realmente el Efecto Mozart?  Podría decirse que sí, pero no como nos es vendido.  En realidad, hay evidencia que lo respalda, pero se reconoce el hecho de que es inestable y que desaparece luego de algunos minutos.  Por supuesto, si es inestable y no perdura en el tiempo, comprar productos que explotan este efecto y prometen niños más inteligentes en menos tiempo es caer en un error
¿Hay algo de cierto en todo esto?
Sí, y es que la música puede estimular a los niños, pero no basta con sentar al niño frente a la radio.  Es necesario estimular en varios aspectos a los pequeños, y de preferencia con un alguien que le acompañe y le ayude a desarrollar su, tal como nos señala Vigotsky.  La memoria, la atención y otros elementos forman parte del desarrollo del ser humano hacia el aprendizaje.  Trabajar estos aspectos es la clave.  No existen productos mágicos que puedan sustituir lo que una mirada de aprobación, una mano que guíe, un aplauso o un abrazo puedan lograr para desarrollar cognitivamente a nuestros niños.
Ah, como comentario final, señalar que Disney© ha ofrecido devolver el dinero por la compra de los DVD Baby Einstein, pues estos prometían que harían niños más inteligentes, algo que efectivamente no pueden hacer.

Fuente: Talero-Gutiérrez,C., Zarruk-Serrano, J.G., Espinosa-BodeA.,  Percepción musical y funciones cognitivas. ¿Existe el efecto Mozart?.Revista de Neurología 2004. 39(12):1167-1173

blog comments powered by Disqus

hanescrito

Formulario de acceso