Paro de Profesores, PSU y SIMCE

parodeprofesores

A través de los medios de comunicación nos hemos informado del Paro de Profesores debido a la denominada Deuda Histórica. ¿Existe o no esa deuda? Para algunos (entre ellos nosotros) sí, para otros, no.  Mientras no se aclare eso, deberemos esperar,  y parece que sentados…
Lo que me causó extrañeza fueron dos de los argumentos entregados por la ministra para señalar el grave daño que se causa a los estudiantes: que no podrán prepararse ni para la PSU ni para el SIMCE.
Vamos por parte.  Según entiendo, no es el rol primordial de los profesores y de las escuelas preparar para la PSU, pues la preparación es la misma educación que  durante todos los años de la enseñanza media reciben los alumnos.  Que es en muchos casos deficitaria, lo es.  Que en muchos casos los estudiantes no han recibido todos los contenidos, lo es.  Pero todo eso está mucho más relacionado, por citar solo una razón, con unos Planes y Programas extensos y que no se alcanzan a tratar en el año escolar, que con la falta de un mes y medio de preparación en el colegio para la prueba.   Además, el año escolar para 4º medio finaliza el 20 de Noviembre, por lo que muchas asignaturas están prontas a terminar y, presumiblemente,  faltan esas notas ¿por qué no se refieren también a esa situación? Quiero decir que no se puede achacar a un paro de profesores la culpa de unos malos puntales, sino que se trata de un asunto más profundo, que engloba la totalidad del sistema educativo y que han impedido las clases en normalidad los últimos años.  Lamentablemente, es posible que muchos estudiantes, aún con estas semanas con clases normales tendrían malos puntajes.
En el caso del SIMCE ocurre algo similar, y me atrevo a decir que peor.  En muchas ocasiones, siendo examinador del SIMCE y profesor en cursos que rendirán la prueba, escuché desde el mismo ministerio que para la prueba SIMCE no hay que (en el sentido de obligatoriedad) preparar  de manera especial a los estudiantes.  En el Sitio del Simce se indica que:
No existen normas que impidan a los establecimientos educacionales implementar actividades de preparación. Sin embargo, es importante que ellas no sobre exijan a los alumnos y alumnas, y que no le quiten tiempo a otras asignaturas.
Ahora, escucho al ministerio decir que los alumnos no están bien preparados para el SIMCE, por tener dos semanas menos de clases.  ¿En qué quedamos? Si decimos que la prueba no arrojará información sobre el nivel real de desempeño de los estudiantes, en ese caso, puedo estar de acuerdo con que estamos frente a dificultades.  Pero si el tema es la falta de preparación (no como la entiende el SIMCE, por supuesto), pienso que no.
En fin, no quiero creer que se han utilizado estos argumentos para causar mayor molestia en la población o presionar a los profesores.  Por el contrario, quiero creer que hay verdadero interés en el bien de los estudiantes.  Sólo el tiempo lo dirá
Voy a referirme al Paro de Profesores que se vive en Chile en estos días.  Mejor dicho, al paro de los profesores que pertenecen al Colegio de Profesores de Chile.
A través de los medios de comunicación nos hemos informado del Paro de Profesores debido a la denominada Deuda Histórica. ¿Existe o no esa deuda? Para algunos (entre ellos nosotros) sí, para otros, no.  Mientras no se aclare eso, deberemos esperar,  y parece que sentados…
Lo que me causó extrañeza fueron dos de los argumentos entregados por la ministra para señalar el grave daño que se causa a los estudiantes: que no podrán prepararse ni para la PSU ni para el SIMCE.
Vamos por parte.  Según entiendo, no es el rol primordial de los profesores y de las escuelas preparar para la PSU, pues la preparación es la misma educación que  durante todos los años de la enseñanza media reciben los alumnos.  Que es en muchos casos deficitaria, lo es.  Que en muchos casos los estudiantes no han recibido todos los contenidos, lo es.  Pero todo eso está mucho más relacionado, por citar solo una razón, con unos Planes y Programas extensos y que no se alcanzan a tratar en el año escolar, que con la falta de un mes y medio de preparación en el colegio para la prueba.   Además, el año escolar para 4º medio finaliza el 20 de Noviembre, por lo que muchas asignaturas están prontas a terminar y, presumiblemente,  faltan esas notas ¿por qué no se refieren también a esa situación? Quiero decir que no se puede achacar a un paro de profesores la culpa de unos malos puntales, sino que se trata de un asunto más profundo, que engloba la totalidad del sistema educativo y que han impedido las clases en normalidad los últimos años. Lamentablemente, es posible que muchos estudiantes, aún con estas semanas con clases normales tendrían malos puntajes.
En el caso del SIMCE ocurre algo similar, y me atrevo a decir que peor.  En muchas ocasiones, siendo examinador del SIMCE y profesor en cursos que rendirán la prueba, escuché desde el mismo ministerio que para la prueba SIMCE no hay que (en el sentido de obligatoriedad) preparar  de manera especial a los estudiantes.  En el Sitio del Simce se indica que:
"No existen normas que impidan a los establecimientos educacionales implementar actividades de preparación. Sin embargo, es importante que ellas no sobre exijan a los alumnos y alumnas, y que no le quiten tiempo a otras asignaturas." (SIMCE)
Ahora, escucho al ministerio decir que los alumnos no están bien preparados para el SIMCE, por tener dos semanas menos de clases.  ¿En qué quedamos? Si decimos que la prueba no arrojará información sobre el nivel real de desempeño de los estudiantes, en ese caso, puedo estar de acuerdo con que estamos frente a dificultades.  Pero si el tema es la falta de preparación (no como la entiende el SIMCE, por supuesto), pienso que no.
En fin, no quiero creer que se han utilizado estos argumentos para causar mayor molestia en la población o presionar a los profesores.  Por el contrario, quiero creer que hay verdadero interés en el bien de los estudiantes.  Sólo el tiempo lo dirá
blog comments powered by Disqus