FacebookTwitterRSS Feed

El modo de no-educar

partitura

"En un colegio X, en un una ciudad Y y en un país llamado Chile, que tiene en crisis a la educación, me corresponde ser responsable de la UTP (Unidad Técnico Pedagógica). En este colegio los papás pagan $70.000 (USD$ 150) por educar a sus hijos y abarca desde Kínder hasta III° Medio, con no más de 230 alumnos. Cualquiera que leyera este encabezado pensaría que es el colegio adecuado para trabajar, pero no es así, y para demostrarlo quisiera relatar un hecho – caso 'emblemático'". Por el Profesor Juan Carlos.

Desde hace mucho tiempo que venía conversando con los profesores que tienen su primera experiencia docente, es decir, aquellos recién egresados o que entán en su segundo año, que son varios, sobretodo para saber cómo están, qué es lo más complejo, qué les hace falta para llevar adelante una buena labor docente. Y bueno, me tocó la profesora de música. A la profesora le pedí sus planificaciones, las que jamás que me hizo llegar; las pruebas que las enviaba a la 1 de la mañana para ser tomadas el mismo día; tenía los folios vacios y cursos sin notas; faltó al menos tres veces en el semestre y lo "más formal" que hacía era enviarles SMS a la Inspectora General; jamás aplicó los diagnósticos y señaló que "los profes de música que sólo cantan son malos". Pero el punto de quiebre fue que no pasó los programas de su subsector.

Debo señalar que conversé con la colega al menos cinco veces y le hice ver siempre estas situaciones que, a mi parecer, eran una bomba de tiempo; y ella siempre asentía con un "tienes razón y cambiaré"; sin embargo, y sin ser ningún profeta, todo ocurrió tal cual había previsto: no había cerrado el semestre la semana que correspondía, en algunos cursos había sólo una nota y en muchos cursos sólo la nota mínima de arriba a abajo porque no traían los trabajos, asunto que le cuestioné y le comuniqué que no se hacía, que viera el reglamento interno de evaluación y los procedimientos que había que seguir en ese caso (que tenía en su poder). A pesar de hacer todo este proceso ella no hizo nada hasta el último día.

(la profesora envió) una tarea para la casa que no contaba con las instrucciones ni nada, sólo decía "buscar un instrumento en internet"

Un dato muy importante es que el Director siempre la defendió ante el equipo directivo y ante el sostenedor, mientras el jefe UTP (quien suscribe), la inspectora general y profesoras y profesores de primer ciclo manifestaban su malestar. Sin embargo, la gota que rebalsó el vaso para el Director fue cuando la situación afectó a su hija: tenía una tarea para la casa que no contaba con las instrucciones ni nada, sólo decía "buscar un instrumento en internet". El mismo día les iba a tomar una prueba, sobre la que no tenía ni un contenido, a excepción de las lecturas de las partituras; En ese momento el Director dijo: "si toma la prueba, yo mismo borro la nota".

Con todo lo anterior, pensé que el Director me iba a apoyar totalmente en mis decisiones, pero no fue así, dado que esta profesora puso la nota mínima que permitía el colegio (un 1.5) por orden de la dirección bajo el argumento de que no fueron responsables, a lo que le respondí que: "eso se evalúa con los OFT y pragmáticamente en el informe de personalidad". Sin embargo, el Director la autorizó, aunque llegaron varios apoderados y estudiantes de educación media a conocer sus notas y la profesora tuvo que cambiar la nota dado que no revisó sus correos o los jóvenes no leyeron su facebook, que era el medio de comunicación oficial con ellos (algo que me parece aberrante y sin ética profesional).

Desde esta situación me atrevo a sacar algunas conclusiones:

  1. El modo de gestión de un directivo o profesor debe ser transparente y validado para que no ocurran estas situaciones.
  2. No todos los adultos son responsables, sino jamás estaría en esta encrucijada.
  3. Es un "acto de violencia" evaluar sin tener claro el qué, cómo, por qué y para qué, porque pasamos a llevar a un estudiante, causa y motor de la educación.

Antes de concluir les cuento que asumí el puesto este año, tengo 26 años y quiero aprender aún más...


Imagen extraída desde: http://mariajesusmusica.wordpress.com/

blog comments powered by Disqus

hanescrito

Formulario de acceso