FacebookTwitterRSS Feed

Perdiendo la paciencia (y la autoridad)

Nombre: Karla Campaña Vilo

Años de docencia: 2 años

Área: Historia y Cs. Sociales

Profesor_gritonDebo reconocer que ese curso me tenía "harta" y perdí la paciencia ,y creo, que algo más también (autoridad). Llevaba poco más de un mes haciendo mi primer reemplazo y no podía controlar la disciplina, los estudiantes gritaban, se tiraban los cuadernos, decían groserías... y lo peor es que ellos notaban mi inseguridad y se portaban más mal.

Pasado el tiempo cuando ya no daba más me acordé que unos de los inspectores del colegio me propuso que si tenía problemas de conducta lo llamara y,  así lo hice (ese fue el primer error) salí corriendo de la sala de clases a su búsqueda . Llega el inspector y todos se quedan callados, y ahí viene el "sermón" como lo llaman los estudiantes. Fue un discurso bastante peculiar llenos de garabatos y gritos. Luego el inspector, ante mi cara de asombro, me comentó que así "ellos entendían" las cosas.


A la siguiente clase los estudiantes volvieron con su mal comportamiento. Y ahí pequé de ilusa (segundo error) no llamé al inspector pues pensé que los podría controlar. Así que  traté a los estudiantes de la misma forma como lo hizo el inspector la vez anterior (tercer error).
Pensé que estaba en lo correcto porque todos se quedaron callados. Grande fue mi sorpresa cuando a los diez minutos el presidente de curso muy respetuosamente  me dice:


- Srta Karla, la verdad estamos muy molestos con usted por la forma como nos trató. Está bien que seamos desordenados pero no es modo de tratar a sus alumnos.

A lo que le contesté
- Si, tienen razón sé que no es la manera. Pero yo presencie que el inspector los trataba de la misma forma y ustedes no hicieron reclamo alguno.

A coro los estudiantes me respondieron:
"¡Es que es el inspector no má pu profe"!


Mirando el vaso medio lleno y no medio vacío.

Sé que estuve mal, lo reconozco. Inclusive  lo sabía antes de que el estudiante comentara mi comportamiento. Pero fue un impulso, la inmadurez profesional carente de competencias docentes lo que me hizo reaccionar así y que no me permitió discernir que lo que estaba haciendo el inspector no era lo correcto . Estoy consciente que debemos respetar a los estudiantes para ser respetados por ellos. Sin embargo, mi análisis va por otro lado. Es interesante ver cómo los estudiantes poseen "categorización" de roles en sus mentes ya que lo que le aceptan a un inspector no se lo admiten a un profesor sea este novel o con años de experiencia. ¿Será que todavía tenemos un ápice de autoridad moral? ¿referente para los estudiantes?.  Para ellos, un profesor es un profesional y debe comportarse como tal ... que dificil sin embargo, un inspector lo ven como un no profesional que, debido tal vez, a su carencia de estudios (a lo mejor si los tiene, pero los estudiantes piensan que los inspectores no tienen profesión alguna) se les permite que les trate peyorativamente.
Gracias a esta situación he aprendido a contar hasta diez antes de reaccionar. Sin duda, he desarrollado competencias emocionales.

Imagen extraída de:http://pauvillanueva.blogspot.com/2008/10/relaciones-adultocentricas-y.html

blog comments powered by Disqus

hanescrito

Formulario de acceso