FacebookTwitterRSS Feed
A quién no le ha ocurrido algún hecho en su trabajo como profesor que no le había sido “enseñado” durante su formación como docente ni menos en los libros.  Si buscamos la receta mágica tampoco la encontraremos pero, tal vez  a más de algún profesor también le ha ocurrido lo mismo que a tí.
Te invitamos a leer estas pequeñas vivencias y a enviarnos las tuyas a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Cada uno de sus logros es un premio

Este texto ha sido enviado por Luis Salfate, profesor de Educacón Básica desde hace dos años. Actualmente, como nos cuenta él mismo, trabaja en una escuela especial.
Hace más o menos dos semanas comencé a trabajar en una escuela de educación especial, y he de reconocer que acepté el trabajo sólo porque no tenía mucho que escoger: era eso o me quedaba sin trabajo. Iba con mucho miedo a enfrentarme a estos niños, más aún cuando se trata de una escuela rural. Pero, al llegar a la escuela, fue todo muy diferente. Algo pasó que hizo darme cuenta de que la educación especial es lo mío.
Actualmente tengo 8 alumnos en el básico 6 (que no es lo mismo que sexto básico). Es el curso más exigente ya que los alumnos van con sus madres, por lo que soy el profesor más expuesto en el colegio.  Me gusta que sea así, ya que es un desafío enorme, pero también es demandante ya que es un curso de niños con multidéficit.
Es bastante rico, gratificante y admirable trabajar con estos niños que no se complican, que trabajan y socializan al igual que el resto de los niños.
Algo que me molesta es que traten con lástima a estos niños con el típico "pobrecito", creo que no debería ser así. Debemos admirarlos porque, a pesar de sus limitaciones, siguen adelante. Quienes los miran así son irrespetuosos. En una ocasión tuve una salida a terreno con un niño junto a su madre; nos subimos a un bus y nadie fue capaz de cedernos el asiento, aún cuando tenía al alumno en brazos y su madre guardaba la silla. Me tuve que sentar al final del bus en uno de los pocos asientos que estaba libre. ¿Y la ley donde queda?
Lo que era una realidad que sólo veía en la televisión en la Teletón, se convirtió en mi día a día. Valoro y agradezco la experiencia, pues he aprendido a mirar de manera diferente este trabajo. El ser profe no se compara con ninguna otra profesión. La experiencia y lo que se vive es maravilloso: cada logro que estos niños alcanzan es un premio para cada uno de nosotros.
Profesor Luis SalfateEsta reflexión ha sido enviado por Luis Salfate, profesor de Educacón Básica desde hace dos años. Actualmente, como nos cuenta él mismo, trabaja en una escuela especial.
Hace más o menos dos semanas comencé a trabajar en una escuela de educación especial, y he de reconocer que acepté el trabajo sólo porque no tenía mucho que escoger: era eso o me quedaba sin trabajo. Iba con mucho miedo a enfrentarme a estos niños, más aún cuando se trata de una escuela rural. Pero, al llegar a la escuela, fue todo muy diferente. Algo pasó que hizo darme cuenta de que la educación especial es lo mío.
Add a comment

Leer más: Cada uno de sus logros es un premio

Perdiendo la paciencia (y la autoridad)

Nombre: Karla Campaña Vilo

Años de docencia: 2 años

Área: Historia y Cs. Sociales

Profesor_gritonDebo reconocer que ese curso me tenía "harta" y perdí la paciencia ,y creo, que algo más también (autoridad). Llevaba poco más de un mes haciendo mi primer reemplazo y no podía controlar la disciplina, los estudiantes gritaban, se tiraban los cuadernos, decían groserías... y lo peor es que ellos notaban mi inseguridad y se portaban más mal.

Add a comment

Leer más: Perdiendo la paciencia (y la autoridad)

Erradicando la vulnerabilidad en la Escuela.

Nombre: Osvaldo Paché Jara.
Área: Educación Tecnológica.
Liceo La Palmilla de Rauco, Rauco, Chile.


profesor_osvaldo_pacheHace un tiempo a la fecha me preguntaba lo siguiente: ¿Estoy trabajando en un Liceo donde nos faltan muchos recursos en el área de la informática?, ¿El 97,2% de mis alumnos   son vulnerables?,  ¿Cómo lo puedo hacer para que mis alumnos puedan  apropiarse de las herramientas tecnológicas? Después de hacerme esas preguntas,  llegue a la conclusión que pese a la falta de herramientas tecnológicas (computadores), si podía lograr  de igual manera  que mis alumnos del  Liceo pudieran experimentar nuevas experiencias en sus aprendizajes, les puedo indicar que la mayoría de los niños que concurren al Liceo son jóvenes que provienen de la zona rural de la Comuna de Rauco, la cual se encuentra ubicada en la VII Región del Maule.

Add a comment

Leer más: Erradicando la vulnerabilidad en la Escuela.

La teoría no lo es todo

Nombre: María Jesús Rojas González
Especialidad: Estudiante educación diferencial
En unas de mis practicas pedagógicas tuve que tomar la decisión de ir a un colegio  “normal”  (que es lo más común) o hacer algo más interesante,  e ir una escuela especial. Opté por la segunda opción.
Mi primer aprendizaje se dio al momento de presentarme con la docente encargada. Yo fui con tenida "formal", como nos exigen ir en las practicas más profesionales sin embargo, me sentí incómoda pues todos los profesores de la escuela especial andaban de buzo y zapatillas.
Mi segundo aprendizaje se dio en el primer día de ingreso al aula.  Estaba muy nerviosa porque no sabía como llevar a la practica la teoría universitaria, especialmente cuando te hablan de escuelas especiales "donde encontraras niños con problemas muy graves, y que lo único que podrás hacer con ellos es pintar".  Con esa "enseñanza" tuve a mi a cargo a una niña  con ganas de explorar, de aprender algo que jamás había visto, llegue con la curiosidad innata del ser humano pero no la curiosidad de solo ver y dar la vuelta, sino que también de poder hacer algo. Mi primera impresión al entrar a la sala de clases fue es confortable este lugar, el que tenia camas para mudar, un espejo para que jugaran con su reflejo ya que muchos de ellos se ven al espejo y se desconocen o para que pudiesen tocar su cara y darse cuenta de así soy yo. También tenía muchos juguetes una radio los nombres de todos los  niños de la sala en un cartel con lo que se tenía que estimular para poder ayudarlos. Luego comenzaron a llegar los alumnos y yo ayude a llevarlos a la sala donde  generalmente hay seis alumnos, pero este día eran cuatro.  Todos en una sala multideficit donde asisten chicos con hidrocefalia, microcefalia, síndrome de Williams, Autismo, Síndrome de Down y que tenían comorbilidad.
Mientras transcurría mi practica, me di cuenta que estaba en lo correcto la teoría no lo es todo. Aprendí  que muchos de ellos necesitaban estipulación en la  parte emocional ya que en sus casas no eran tratados de una buena manera (trabajo de los padres o rechazo de la familia) . Uno de ellos tenía un problema serio de hidrocefalia y le encantaba que le hicieran cosquillas por eso tomaba la mano de la persona y se la acercaba al estómago era su forma de decir quiero cosquillas o hazme cariño ya que él no desarrolló el lenguaje verbal. Ví a la profesora como les podía entregar conocimientos a los niños o como los podía calmar con una caricia, con música, cantando.
Mirando el vaso lleno y no medio vacío
Mas que una práctica fue un aprendizaje sociológico donde pude observar lo que realmente pasaba y lo hermoso que puede ser conocer a uno de estos niños tan especiales. Gracias a la profesora guía pude aprender mas cosas que la  teoria me enseña,  pues me dio a conocer cualidades de los niños que no existían en los libros (no está escrito, sólo se viven). Aprendí estrategias  que solo se aprenden observando. Me gustó esta practica por que pude compartir con niños maravillosos  y desde ese momento supe que me quería especializar en estipulación, algo que sin duda lo haré.
Nombre: María Jesús Rojas González
Especialidad: Estudiante educación diferencial

foto_educacion_especialEn unas de mis practicas pedagógicas tuve que tomar la decisión de ir a un colegio  “normal”  (que es lo más común) o hacer algo más interesante,  e ir una escuela especial. Opté por la segunda opción.
Add a comment

Leer más: La teoría no lo es todo

hanescrito

Formulario de acceso